• Home
  • Inversión en proyectos empresariales, profesionales e inmobiliarios

Inversión en proyectos empresariales, profesionales e inmobiliarios

  1. Identificación de oportunidades de inversión, planes de negocios, due dilligence, compra-venta de empresas, fusiones y escisiones, asesoría en procesos de concesión y preparación de iniciativas privadas.

  2. Elaboración del proyecto de inversión, pre-factibilidad y factibilidad, ingeniería, organización y operaciones.

  3. Inversión Inmobiliaria: Tecoex asesora, intermedia, comercializa, estudia y gestiona productos inmobiliarios para terceros, a la medida, de forma integral y según la necesidad de cada cliente. A través de líneas de negocio exhaustivas y complementarias, capaces de encontrar la solución idónea a cada necesidad inmobiliaria.

    Todos los análisis y estudios relevantes internacionales (e.g., Cap Gemini, Barclays, etc.) confirman que la inversión en inmuebles constituye el mayor componente de la cartera de los inversores de alto patrimonio (“high net worth”), muy por delante de acciones, bonos, materias primas o inversiones alternativas.

    La lógica de esta preferencia por los inmuebles como vehículo de inversión se apoya en el excelente comportamiento histórico de la inversión en inmuebles, y en las buenas expectativas de evolución a futuro en el entorno actual.

    Las compras de inmuebles fuera del país de residencia son cada vez más numerosas en Europa y los países iberoamericanos, y especialmente en España, gracias a:

       a)   Libre circulación de personas dentro de la Unión Europea. Un ciudadano español tiene los mismos derechos al comprar una vivienda en cualquier país de la Unión Europea que una persona natural de ese país.

       b)   Sustancial aumento de rutas aéreas a través de Europa e Iberoamérica en la última década, facilitando el acceso global a estos países.

       c)   Ante la caída de los precios de la vivienda en España, muchos inversores se están dando cuenta de que hay que mirar más allá de nuestras fronteras para encontrar las mejores alternativas

    Rentabilidad histórica de la inversión inmobiliaria – comparación con otros activos

    En el largo plazo (utilizando datos que abarcan más de 200 años), la rentabilidad total de la inversión inmobiliaria (es decir: revalorización del inmueble + ingresos por alquiler – gastos de operación) ha excedido la rentabilidad de la inversión en depósitos, bonos, materias primas y en muchos casos también de las acciones.

    La historia muestra también que la inversión en inmuebles ha sido una de las mejores formas de preservar el poder adquisitivo del patrimonio:

    –   Desde 1900, los precios de la vivienda en los principales países desarrollados (EEUU, Alemania, Reino Unido, Francia, Austria) han crecido por encima de la inflación. Adicionalmente a esta revalorización (ya suficiente para preservar el poder adquisitivo), un inversor recibiría los ingresos por alquiler.

    –   Los precios inmobiliarios son menos volátiles que los precios de las acciones o las materias primas, particularmente en crisis que requieren una fuerte reducción de deuda, como la que estamos atravesando (e.g., Gran Depresión en EEUU 1929-1937, Desapalancamiento en Reino Unido tras la II Guerra Mundial 1947-1980)

    –   En episodios de alta inflación (e.g., República de Weimar, Alemania 1919-1923), los precios de la vivienda han conservado su poder adquisitivo mucho mejor que las acciones, los bonos o por supuesto el efectivo o los depósitos.

    Ventajas fiscales de la inversión inmobiliaria:

       a)   Al comparar la inversión inmobiliaria con la inversión en otros activos (acciones, bonos, etc.), no hay que olvidar una ventaja única de la inversión inmobiliaria: en muchos países, la inversión en inmuebles presenta fuertes incentivos fiscales.

       b)   Este tratamiento fiscal favorable a la vivienda, mejora significativamente la rentabilidad final para el inversor (tras impuestos), lo cual mejora el atractivo de la inversión en vivienda.